Hotel Casa Frauca – (Sarvisé)

Hotel Casa Frauca

Descripción del hotel

El Hotel Casa Frauca está situado en el Pirineo Aragonés, en la pequeña localidad de Sarvisé, y ofrece conexión Wi-Fi gratuita, restaurante y terraza-jardín con vistas a la localidad y a las montañas.Las habitaciones presentan una decoración de estilo rústico y cuentan con calefacción, TV y baño privado con bañera o ducha y secador de pelo.El restaurante rústico del establecimiento Casa Frauca sirve platos tradicionales caseros, incluido un menú del día y una selección de vinos regionales y españoles.El parque nacional de Ordesa y Monte Perdido se encuentra a 12 km del Hotel Casa Frauca. Además, los huéspedes podrán montar a caballo, hacer ciclismo de montaña, ir a pescar y practicar piragüismo en la campiña de los alrededores. También hay varias rutas de senderismo alrededor del hermoso cañón de Añisclo, situado a 15 km.

Dirección: Única, 2 22374 Sarvisé Spain

Número de habitaciones: 11

Precio aproximado de la habitación: 45 EUR

Buscar hotel en Huesca

La linda ciudad de Huesca, enclavada en el nordeste de la península (Aragón), data del siglo IV antes de Cristo. 2000 años después adquirir la designación de municipio romano, esta ciudad cuenta con casi 50.000 habitantes.

La ciudad de Huesca es un destino bastante popular para los turistas debido a su encanto rural, su cercanía con un gran parque nacional llamado el Parque Nacional de Ordesa -declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO- y una lista de sugestivos monumentos, yacimientos y ruinas de su pasado morisco y romano.

Demografía y ordenación

La demografía de Huesca puede ser algo dificil de comprender si no tenemos en cuenta las distintas ordenaciones que se utilizan. Esta provincia se divide tanto por municipios como por comarcas, además de los conocidos como partidos judiciales.

– Municipios: algunos de los más importantes son Monzón, Basbastro, Jaca y Huesca capital.

– Comarcas (algunas de ellas contienen además territorio zaragozano): Alto Gállego, Bajo Cinca, Cinica Medio, Hoya de Huesca, Jacetania, Monegros, Ribagorza, Sobrarbe, Hoya de Huesca… etc.

– Partidos judiciales:

  • Partido Judicial de Barbastro (formado por 41 municipios)
  • Partido Judicial de Boltaña (compuesto por 31 municipios)
  • Partido Judicial de Fraga (formado de 16 municipios)
  • Partido Judicial de Huesca (compuesto por 61 municipios)
  • Partido Judicial de Jaca (compuesto por 26 municipios)
  • Partido Judicial de Monzón (formado de 27 municipios)

Importancia histórica

Los destinos turísticos fundamentales de Huesca ponen de manifiesto lo destacado de esta ciudad a nivel histórico. Tras ser bautizada como «Bolskan» por los íberos, conquistada por los romanos y tomada por los árabes y después por los cristianos, Huesca tiene un patrimonio monumental y arquitectónico nada tiene que envidiar a otros destinos punteros en demanda de viajeros.

Clima y actividades

Su clima – continental con determinados toques mediterráneos – la convierten en un destino perfecto para todas las estaciones del año, alternando inviernos frescos y nevados con estaciones más secas y soleadas, ideales para excursiones al aire libre. Zonas como Candanchú o Formigal son ideales para ensayar esquí en invierno, tal como deportes de aventura en primavera y Otoño.

Si visitamos esta ciudad vamos a poder disfrutar de murallas como el cinturón defensivo del siglo X, iglesias y catedrales como la de San Pedro el Viejo o la Catedral de Santa María (más conocida como catedral de Huesca), palacios como el de los Climent, Oña o el de los Claver, y otros lugares de interés como museos, monumentos y zonas verdes y de ocio en el casco antiguo.

Gastronomía

La gastronomía Oscense bien merecería un capítulo aparte en esta guía. Basada esencialmente en la carne de cordero, es conocida por norma general cómo cocina del Alto Aragón.

El ternasco (cordero) y el cabrito son populares platos de la cocina típica por norma general hechos a la espedo. Asimismo los pescados fluviales tienen gran protagonismo a través de los platos de la región, cómo puede ser el abadejo ajoarriero, el bacalao o la trucha pirenaica.

Los amantes del vino asimismo han de estar de enhorabuena, pues Aragón además cuenta con una oferta de vinos muy potente, a través de los que destaca el Somontano, los vinos de la Tierra Ribera del Gallego-Cinco Villas y Tierra Valle del Cinca, entre otros.

Lugares de interés en Huesca

Montaña en el Pirineo de Huesca

Hotel en la montaña del Pirineo de Huesca

Los amantes de la montaña tienen en Huesca un escenario inolvidable para practicar deportes de aventura en casi el año. Alta montaña, aguas bravas, valles increíbles y rutas senderistas convierten la vertiente sur de la cordillera pirenaica un destino ideal.

El pirineo oscense incluye las comarcas del Alto Gállego, La Jacetania, Ribagorza y Sobrarbe, entre otras. En ellas vamos a poder disfrutar de lugares como el Parque Nacional de Ordesa, el Monte Perdido o el Parque Natural de los Valles Occidentales.

Si nos apetece hacer senderismo, encontraremos rutas destinadas a personas de todos los niveles, pudiendo hacer desde paseos de 2,2 kilómetros a dificultad baja en el Salto en Salient hasta rutas sólo aptas para los más expertos, como la cresta de las Espadas en Posets (17,5 Km).

Si somos practicantes del esquí, en esta zona nos encontramos con más de 345 kilómetros de nieve repartidas por estaciones como las de Astún, Candanchú, Cerler Formigal y Panticosa.

La oferta de actividades de aventura y deportes extremos como el barranquismo, espeleología, rafting o kayak es tan amplia que podremos disfrutar de las mismas en todas las comarcas y municipios con montaña del pirineo oscense.

Estación internacional de Canfranc

Hotel en Canfranc

La estación internacional de ferrocarril, localizada en el municipio de Canfranc, es una joya de la historia reciente en la que vamos a poder retrotaernos a tiempos pasados no tan lejanos que han sido clave en el devenir de nuestra historia, como la propia Guerra Civil Española o la Segunda Guerra Mundial.

En servicios mínimos desde la década de los 50, esta estación llegó a jugar un papel muy importante en la primera mitad del siglo XX, habiendo visto pasar a refugiados de la alemania nazi, espías de distintos países (como los de la resistencia francesa) y grandes cantidades de oro y metales preciados que habían sido robados durante la II Guerra Mundial.

Esta estación se empezó a construir en el año 1915, y fue finalizada en torno a 10 años más tarde, enmarcada en un proyecto de creación de un paso fronterizo entre España y Francia.

Su visita es recomendada tanto por su enclave como por sus instalaciones. La estación está constituida por un edificio principal de 241 metros de longitud acompañado de varios muelles utilizados para el transbordo de mercancías y máquinas. También, vamos a poder visitar el edificio de pasajeros y sus bonitas pilastras y amplios ventanales.

La visita al interior de las instalaciones sólo es posible mediante visita guiada desde hace unos años. Así, recomendamos reservar con antelación esta excursión para no dejar de disfrutar de esta pieza de historia.

Monasterio San Pedro el Viejo

Hotel al lado del Monasterio San Pedro el Viejo

El Monasterio de San Pedro el Viejo se localiza -al igual que la Catedral- en el casco antiguo de Huesca capital. Esta llega a ser una de las iglesias más antiguas de España, siendo asimismo una de las que mejor conservan el pasado godo. Entregada a los cristianos para practicar el culto en la época musulmana, la construcción se compone de dos partes principales: claustro e iglesia.

En su interior podremos disfrutar de diferentes estilos, desde el renacentista hasta el gótico, pasando por el estilo barroco del Retablo de Los Santos Justos y Pastor, entre otros.

El retablo mayor en este caso fue realizado por Juan de Alí a principios del siglo diecisiete. En las capillas adyacentes encontraremos obras de distintos períodos; desde pinturas murales del siglo trece hasta la curiosa sillería de madera del siglo diecisiete, pasando por un retablo de estilo gótico como es el de la anunciación (Siglos XV-XVI).

Dentro del claustro hayaremos varias capillas que el paso del tiempo ha conservado de diferente manera. Destaca la Capilla de Santa Ana y San José, del siglo XIII, la Capilla de San Benito y el Panteón Real o Capilla de San Bartolomé, en el que podremos observar los restos de los monarcas aragoneses Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje.

Restos encontrados en el lugar hace determinados años nos revelan que este monasterio albergó algún tipo de necrópolis o templo romano.

Recomendamos la visita guiada, así como no dejar de preguntar por las numerosas piezas de orfebrería y escultura que se localizan en las antiguas zonas privadas de los monjes.

Mapa del Hotel en Sarvisé

Deja un comentario